Buscar
esen

Carta del Director

CONTEXTOS DE LOS SERVICIOS

Oscar Franco Charry

La economía se direcciona mediante políticas como la fiscal, monetaria, cambiaria, de precios y de comercio. En particular, la política fiscal comprende decisiones sobre Presupuesto (ingresos, gastos y endeudamiento), con incidencia en variables trascendentales como la producción, el empleo y la inflación. Frecuentemente sus objetivos se condicionan a los de otras políticas e intereses, en medio de una coordinación difusa entre las autoridades responsables.

En su faceta de ingresos, la política fiscal ha venido permitiendo un Sistema Tributario atiborrado de reglas a nivel de la Constitución, leyes, tratados  internacionales, jurisprudencias, decretos, ordenanzas, acuerdos, resoluciones y doctrina administrativa, que dan paso a un vasto catálogo de tributos (impuestos, tasas y contribuciones), con bases gravables y tarifas improvisadas, ligadas a hechos generadores de muy variada índole (ingreso, gasto, riqueza, transacciones y aún el funcionamiento de las empresas), algunos con mecanismos de retención en la fuente, mereciendo serios y reiterados cuestionamientos, por ser complejo, inestable, regresivo, inequitativo, excesivo e ineficiente y, consecuentemente generador de informalidad, altos costos para el Estado, subjetividad y más desorden.

Lo anterior se complementa con espesos procedimientos, en una exuberante y costosa lista de obstáculos vistos en la multiplicidad y redundancia de autoridades, jurisdicciones, controles, registros, reportes, requisitos y sanciones, aunados a un insólito rezago tecnológico, entre otros.

Dicho Sistema coexiste con otros regímenes relacionados (parafiscal, cambiario, aduanero, de comercio exterior, prevención de lavado de activos, ambiental, propiedad intelectual, contratación estatal, y laboral, entre otros), portadores de equivalentes dimensiones y complejidades, altos costos de cumplimiento y gravosas sanciones con frecuentes alcances penales.

Y afrontando todo lo anterior, … el Empresario. Para quien las responsabilidades misionales propias de esa loable condición de inversionista, estratega, trabajador, empleador y comerciante, parecen irrelevantes frente a la colosal carga económica y administrativa que le imponen los regímenes aludidos, que sordamente lo absorben y desincentivan, rebasando su capacidad de control.

Los Servicios Punto Franco Consulting fortalecen visiblemente dicha capacidad del Empresario, en el Contexto Global en que interactúa, para controlar los impuestos y otras obligaciones relacionadas, comprendiendo todos los frentes legales y organizacionales, y gestionando información, oportunidades y riesgos concernientes a su patrimonio, competitividad y reputación.